Acerca de Telarañas...

Sin la ayuda de blogeros consumados,
sin alardes de saber que hay entre manos,
sin enlaces musicales y sin videos,
sólo letras, verso y prosa depravados.

Sin fotos de vacaciones recientes,
sin tutear a los desconocidos,
sin chaquetas de cuero, rebecas de lino,
sólo tertulianos, locos inconscientes.

Sin incidir mucho en lo profesional,
sin contar penurias de lo acontecido,
sin rezar cual monja, lo que no he vivido,
sólo presunciones, nada personal.

Sin entrar al trapo de los que critican
sin otra intención que la de humillar,
sin contar visitas hasta hacer millar,
sólo diversión, no escribir por publicar.


martes, 20 de enero de 2009

Sigo haciendo prácticas de niña del exorcista...


Dos noches más y aprenderé a girar la cabeza 360 grados. La voz de ultratumba ya la he conseguido. Ahora que la infección remite, ahora que se acerca el momento de poder visitar a un tal dentista, mi rara habilidad de "rechinar" los dientes que tanto desconsuelo ha causado entre mis compañeros de habitación, mis compañeras de cama, me lo causa a mi. El pinchazo es agudo, el dolor es indescriptible, la impotencia es extraordinaria, y la sensación de descanso entre uno y otro es... efímera.

2 comentarios:

sonieta dijo...

joooooooooo...vaya tela....lo tienes que estar pasando fatal....Conozco ese dolor, te lo aseguro....Espero que remita...

:)

Natalia dijo...

¡Que te mejores!
Aprovecharás el tiempo para escribir,no?
Me gustó mucho el relato finalista!

Un besete

Repetir no es redundar, que es reiterar.

Reitero que lo que pienso, es redundar en lo que repito, y si repito lo que redundo y redundo en lo que pienso, reitero lo que no digo.