Acerca de Telarañas...

Sin la ayuda de blogeros consumados,
sin alardes de saber que hay entre manos,
sin enlaces musicales y sin videos,
sólo letras, verso y prosa depravados.

Sin fotos de vacaciones recientes,
sin tutear a los desconocidos,
sin chaquetas de cuero, rebecas de lino,
sólo tertulianos, locos inconscientes.

Sin incidir mucho en lo profesional,
sin contar penurias de lo acontecido,
sin rezar cual monja, lo que no he vivido,
sólo presunciones, nada personal.

Sin entrar al trapo de los que critican
sin otra intención que la de humillar,
sin contar visitas hasta hacer millar,
sólo diversión, no escribir por publicar.


miércoles, 7 de enero de 2009

NIEVE POLVO.

El primero de los siete días de reposo en el recién estrenado dosmil nueve sale rana. Tras el vaso de nesquick con frostis de kellogs (despierta el tigre que hay en ti), calzarnos las botas, y llegar hasta la parada del tren que te baja a las pistas, sorpresa... La cabina no anda, se ha parado... El trenecito, casualmente también. Coge los esquís, echatelos al hombro, y olvidate de esquiar y empieza a pensar en el vermú. Me quedo con las ganas de ver a los Jorges y a Paula desenvolverse en el blanco elemento. Probablemente los enanos me dan ya mil vueltas. Segundo día de frostis y olor a piz buin. Ésta vez, la cabina se porta y disfrutamos (por fin María sonríe mientras se desliza en la tabla) de la estación, del solecito a menos dos grados, y de la nieve que cubre la montaña. Tercer día de nieve. Me lo paso en cama. Se me ha roto un empaste y la jodida muela no me deja vivir. Rodhocin y nolotil son mis compañeros de sofá. Mejor olvidar el tercer día. Pasemos al cuarto. Cambiamos la familiaridad de Panticosa y sus trasnochados remontes, por la modernidad y amplitud de Formigal. Algo más de frío, pero las sonrisas vuelven a nuestros rostros durante todo el día. Bocata a lo Paco Martínez Soria y felicidad, frío y algún que otro dolor en el cuerpo de María (vaya ostias se mete la tía), para despedir el primer impas blanco de la temporada. Noche de reyes en Jaca jugando a la wii. Será el golf de verdad como el del juego? Si es asi, me voy a comprar palos, porque vaya tarjetas que me marco... Exhaustos y no fracasados emprendemos el regreso. Comida de reyes en casica, con algún que otro regalo... Y regalo de Messi de última hora...

3 comentarios:

Sophia Petrillo dijo...

asi que esquiando eh? a la proxima me apunto y nos vamos a Francia que es mas barato y esta menos masificado... eso si, no tienen calefaccion los telesillas pero yo soy de la antigua escuela y sobrevivire...

Anónimo dijo...

La proxima vez no olvides la partida de rabino en la que te desplumamos. Muuuuuuu.....
Besos desde Panti.

Anónimo dijo...

quien lo desplumo?.....la
primera noche yo.
BESOS DESDE GALICIA

Repetir no es redundar, que es reiterar.

Reitero que lo que pienso, es redundar en lo que repito, y si repito lo que redundo y redundo en lo que pienso, reitero lo que no digo.