Acerca de Telarañas...

Sin la ayuda de blogeros consumados,
sin alardes de saber que hay entre manos,
sin enlaces musicales y sin videos,
sólo letras, verso y prosa depravados.

Sin fotos de vacaciones recientes,
sin tutear a los desconocidos,
sin chaquetas de cuero, rebecas de lino,
sólo tertulianos, locos inconscientes.

Sin incidir mucho en lo profesional,
sin contar penurias de lo acontecido,
sin rezar cual monja, lo que no he vivido,
sólo presunciones, nada personal.

Sin entrar al trapo de los que critican
sin otra intención que la de humillar,
sin contar visitas hasta hacer millar,
sólo diversión, no escribir por publicar.


lunes, 13 de julio de 2009

Se pasó Teruel...

Como un rayo... llegamos el sábado a las siete y media de la tarde, y a las tres y media de la mañana dormíamos como lirones. A las once y veinte de la mañana del domingo, supérabamos con éxito el control alcoholémico, y a la una y media del mediodía, comíamos ya en Zaragoza, mirando de reojo al sofá para dormir unas cuatro horas de siesta. Descubrimos en Teruel el buen rollito de fiesta, descubrimos las bondades de la furgoneta cuando la despojas de los asientos y le metes un colchón de viscolástica de 1.05 X 1.90, y descubrimos que no estamos para estos trotes. A las tres de la mañana no hacía "ni pies ni garras"... Pesan los kilos, pero sobre todo... los años, cada vez más.

2 comentarios:

sixto dijo...

Sí, si... los kilos, los años, el bolsillo, joer pero no paramos de salir de fiesta; y éso es bueno Orly, muy bueno.
Seguro que en Teruel dejastéis huella, y algo sin pagar claro.. je je.
Saludos.

Orly dijo...

Hasta en eso se notan los años, o los kilos... ya no hay "sinpas"... por no haber, no hay ni "senpas" jajaja.

Repetir no es redundar, que es reiterar.

Reitero que lo que pienso, es redundar en lo que repito, y si repito lo que redundo y redundo en lo que pienso, reitero lo que no digo.