Acerca de Telarañas...

Sin la ayuda de blogeros consumados,
sin alardes de saber que hay entre manos,
sin enlaces musicales y sin videos,
sólo letras, verso y prosa depravados.

Sin fotos de vacaciones recientes,
sin tutear a los desconocidos,
sin chaquetas de cuero, rebecas de lino,
sólo tertulianos, locos inconscientes.

Sin incidir mucho en lo profesional,
sin contar penurias de lo acontecido,
sin rezar cual monja, lo que no he vivido,
sólo presunciones, nada personal.

Sin entrar al trapo de los que critican
sin otra intención que la de humillar,
sin contar visitas hasta hacer millar,
sólo diversión, no escribir por publicar.


miércoles, 25 de marzo de 2009

Hijos de puta los que no respetan.

Porque creo que "alli mi corazón, aquí el olvido" tiene razón, y el respeto es fundamental...

Que la falda sea tan corta como quieras,
tipo bufanda en cintura, o la sotana del cura,
pero no sólo eso.
Qué el escote tan abierto como plazcas,
o cerrado, sin escote.
Que las medias color carne o color negro,
de malla o con mil carreras.
Que la espalda pueda mostrar un tatuaje,
o el cuello sea tan alto que te tape la barbilla.
Lo dicho; HIJOS DE PUTA LOS QUE NO RESPETAN.


Que como dice Laura: "...que el problema es del que mira

y no encuentra explicación..."

1 comentario:

Laura dijo...

Laura lo dice, y Melendi, lo canta. A duo. Jaja

Repetir no es redundar, que es reiterar.

Reitero que lo que pienso, es redundar en lo que repito, y si repito lo que redundo y redundo en lo que pienso, reitero lo que no digo.